El rugido del Central más cerca que nunca de Japón 2019

Brad Linklater patea el balón para intentar el ensayo de castigo
Esta mañana acompañaba todo: el tiempo, la preparación de los jugadores de la Selección Española de Rubgy, el llenazo en el Central...se apreciaba que iba a ser un buen día para nuestros chicos, que se comerían a Rumanía, como declaraban los más fervientes seguidores de los Leones. En todo caso, lo que estaba claro era que sería un gran día de rugby.

Con un Central que llenaban 10.600 personas los equipos saltaban al campo con ganas de llevarse la victoria y estar un paso más cerca del mundial que se celebrará el año que viene en Japón. Comenzó de cara el encuentro para España con un ensayo a los tres minutos de comenzar el partido de Breñat Auzqui, y poco después haría lo propio Sebastien Ascarat, haciendo disfrutar tanto a los que estábamos en el campo como a los que los seguían desde casa de un rugby delicioso para la vista. 

Rumania, rival a priori difícil para los de Santiago Santos, se hacía pequeña al lado de los leones, que apretaban en cada jugada. Llegó entonces un golpe de castigo que se encargó de transformar Florin Vlaicu. No les duró mucho la racha a los rumanos, ya que Brad Linklater, quien no había tenido la puntería muy afinada para los ensayos de castigo, consiguió anotar un golpe de castigo que situaba el marcador 13 a 3 para los locales, resultado con el que se fueron al descanso. 

Momento del segundo ensayo para los Leones
A pesar de que Rumanía había apretado al final de la primera parte, fue España quien se llevó los
primeros puntos de la segunda. En los minutos 46, 62 y 73, Linklater anotaba otros tres golpes de castigo para el equipo español. Fue ya en el 76, a escasos minutos de finalizar el encuentro, cuando Sione Fakaosilea marco el único ensayo de los rumanos en todo el partido. Este, junto con su correspondiente ensayo de castigo, establecieron el 22-10 final en el marcador. 

De esta manera, la XV del León conseguía unas cuantas cosas: Su tercera victoria frente a Rumanía tras las conseguidas en 1992 y 2012, liderar el grupo, y ocupar de manera provisional la plaza de acceso directo al Mundial de Japón. Para que esto sea una realidad, el equipo necesita la victoria de los dos encuentros que le quedan ante Alemania y Bélgica, llevándose un bonus en alguno de ellos para firmar esa plaza. Lo que hoy si han asegurado es una plaza en la posible repesca, aunque esperemos no tener que llegar a ello y que los leones hagan gala de su alto nivel en los dos partidos que restan.

No podemos terminar este post sin aplaudir el importante papel de la afición. Ya lo decía Gautier Gibouin al terminar el encuentro: "Al salir al campo, he sabido que íbamos a jugar 16 contra 15. La afición ha estado increíble".  Esa misma afición que invadió el campo tras terminar el partido y que ha celebrado con los jugadores este gran paso camino a Japón. 


Entradas populares

Etiquetas