Querida Diana, seguiremos luchando

Más de 500 días han tenido que pasar para que tuviéramos noticias de Diana Quer. Desde aquel lejano 22 de agosto de 2016, último día en el que se vio a Diana, la vida de su familia ha sido un continuo sin fin de luchas y búsquedas, con la esperanza de saber qué le paso a su hija, hermana y amiga aquella trágica noche. 

El 31 de diciembre de 2017 ha sido el día en el que, al fin, esa familia puede descansar y despedir a la joven como merece. Tras un intento de secuestro y violación por parte del principal sospechoso del caso, que ya fue interrogado en su momento y del que no pudieron obtener una declaración, la lupa volvía a posarse sobre él. Ahora sí, ha sido el mismo quien confesó que intentó violar a Diana, quien se resistió, y debido a ello, la maniató, estranguló, y tiró su cuerpo en el pozo de una vieja nave industrial abandonada. 

Más de 500 días después, por fin, los familiares y amigos de la joven madrileña de 18 años pueden despedirse de ella, una víctima más de la violencia machista. Esta noticia ha sido el colofón de un año plagado de noticias de esta índole, de una violencia machista que, lejos de desaparecer, parece aumentar cada día más. 

Recordamos uno de los mensajes que envió la joven poco antes de desaparecer: "Me estoy acojonando, un gitano me estaba llamando. Me ha dicho: Morena, ven aquí". Debido a las intenciones que tenía su asesino, al que se le conoce como El Chicle, la joven tuvo que defenderse, y como consecuencia, sus intentos por aferrarse a la vida le causaron la muerte. ¿Qué se supone entonces que tenemos que hacer? ¿Qué ha de hacer una mujer a la que algún hombre cree que puede tratar como un objeto para satisfacer sus necesidades sexuales? Así se cierra el caso de una de las desapariciones más mediáticas de los últimos años en nuestro país. 

Sólo nos queda decir, querida Diana, que descanses en paz, que tu muerte no ha sido en vano, porque desde aquí, y con tu fuerza, seguiremos luchando por que nadie corra con la misma suerte que, por desgracia, corriste tú. 

Entradas populares

Etiquetas